jueves, 12 de julio de 2012

No tienen por qué ir al cole con tres añitos



Apenas son ya dos meses los que nos queda para los dos añitos, todavía no me lo creo, y eso que los cambios en el desarrollo de mi pequeña son evidentes.

El caso es que ya tenemos que estar aguantando las coletillas “ya te queda poco para ir al cole”, “el año que viene al cole” o la que más detesto “tu madre estará deseando que empieces ya el cole”, ¿y por qué iba yo a estar deseando eso? Ah ya, quizás porque para algunos padres supone un alivio poder deshacerse de sus hijos durante unas horas al día. Pues no señora, no, para mí supondría todo lo contrario. Un año para un niño es un mundo. Relajaros y dejadnos tranquilas a nosotras, que estamos muy bien como estamos.

Se que muchas veces es algo que se dice por no saber qué otra cosa decir (yo es que en esos casos prefiero estar callada, será por eso que peco de de hablar más bien poco), pero cuando la misma persona te lo dice cada vez que te ve… cansa. Por ahora lo dejo pasar, pero se que antes o después terminé contestando, educadamente, pero así espero ponerle fin. Ilusa de mí, porque poco a poco estas frasecillas se irán extendiendo como si de una plaga se tratase al resto de nuestros allegado y no tan allegados, e irán en aumento según se vaya acercando septiembre del año que viene.


¿Quién dice que mi hija irá al cole el año que viene? ¿Por qué se da por hecho? Estamos tan acostumbrados a seguir la corriente sin plantearnos nada, sin ver que hay más opciones, que no tenemos por qué llevarlos tan pequeñitos al cole, que su vida no depende de ello, porque no todos están preparados para ese paso ni lo necesitan. Cuidado que no quiero generalizar, que se que hay muchos padres, que como nosotros, se lo plantean y mucho, o los hay que no tienen opción, como no la tuvieron a la hora de llevar a la guardería a sus hijos, ya que el trabajo nos les dejaba más remedio. También habrá padres que confían plenamente en el sistema educativo tradicional y es lo que quieren para sus hijos, yo me encuentro en el otro extremo, como ya os habréis dado cuenta.

A ver cuando nos enteramos de que la educación obligatoria empieza a los seis años y no a los tres. Que la escolarización a los tres, cuatro, cinco o seis años, incluso la no escolarización, es una elección de cada familia, no una imposición o algo que toca.


Todavía no se si vamos a escolarizar el año que viene a Minerva, pero a día de hoy no quiero, no me apetece meter a mi hija de tres años recién cumplidos para esa época en un aula, en la que tendrá que estar sentadita porque sí, en la que será un número más, en la que tendrá que hacer todo al mismo tiempo que los demás sin que se respeten sus ritmos, y sin que se tenga en cuenta su personalidad, sus capacidades y su creatividad.

Quiero que mi hija juegue libremente, sin que sea dirigida. No quiero que tenga la obligación, porque un niño a esa edad no tiene por qué tener obligaciones, de pasar equis horas metida en un centro. No me parece una buena forma de enseñar cuando es impuesto desde fuera. A esa edad sólo tienen que jugar, y al mismo tiempo irán aprendiendo y desarrollándose como han hecho hasta ahora. Si nosotros estamos a su lado la vida misma les irá enseñando y ellos disfrutarán aprendiendo de lo que se les ofrece de forma natural, satisfaciendo su curiosidad, contestando a sus preguntas, acompañándonos en nuestros recados y quehaceres diarios, motivándoles en el día a día.

Y claro que quiero que mi hija se relacione (se sociabilice, esa palabra tan de moda), pero con libertad y a su ritmo, sin presiones, sin imposiciones. Esto lo puede hacer en el parque con otros niños, con primos, niños de nuestros amigos, acompañando a papa y/o mamá en los recados relacionándose con gente de todas las edades, etc, todo de una forma natural.


No me gusta como está planteada la educación, un modelo desfasado que enseña a obedecer a la autoridad, que te dice lo que debes o no aprender, a dejar de escuchar sus pasiones, a seguir un ritmo impuesto en masa, a ir olvidando su propia magia y su ser especial, a desatender lo que realmente les fascina porque deben seguir al grupo y a perder su capacidad de elección e imaginación  porque todo se les da “prefabricado” sin posibilidad al pensamiento libre. Un sistema educativo en el que vemos hasta normal que un alto porcentaje de niños fracasen, desmotivados y desanimados. Todo esto me lleva a interesarme, y más con los recientes recortes en la educación, en la enseñanza en casa. Pero a parte de que es algo para lo que no me veo preparada, queda todavía tanto tiempo que tampoco quiero adelantarme. Al menos cuando llegue el momento lo haré con toda la información posible en la mano.


Se que existen escuelas alternativas, donde se hace de otro modo, más acorde con las necesidades de cada niño, pero a día de hoy son escasas, llevan un coste y la mayoría sólo aceptan niños hasta los 6 años. Confío en que en estos cuatro años la cosa vaya cambiando y que estas escuelas más respetuosas con nuestra esencia vayan proliferando. Y además están esos colegios públicos, oasis en el desierto (que los hay, pero son los menos), algunos trabajan por proyectos y se adecuan a lo que los niños necesitan, y no alrevés.


No se cómo será nuestra situación para entonces, pero si por ambas partes lo vemos factible seguiremos la línea que nos marquen los valores que queremos para nuestra pequeña. Haremos lo que mejor consideremos para nuestra hija, como todo padre hace siempre. Pero vayamos despacio, vivamos el presente.


Para terminar os dejo un enlace a una conferencia de David Pla Santamaría sobre los “Sistemas educativos que respetan el continuum”, es larga pero muy interesante.

38 comentarios:

  1. Hola, yo tambien estoy pensando en la educacion en casa, creo que el mundo necesita otro tipo de personas para mejorar y que el sistema educativo actual esta fuera de la realidad, preparar a los chicos para insertarse en un mundo laboral que esta dejando de existir es poco conveniente y creo que el futuro va a ser de los que puedan ser independientes y creativos, no de los que acaten ordenes sin pestañear!!!
    Sin embargo, por ahora, y luego de dar mil vueltas, conseguimos una sala de dos años en un jardin municipal y decidimos probar, porque veiamos que nuestra hija tenia necesidad de estar con otros niños de su edad, el tercer dia, me miro en la puerta de la escuela y me dijo... vayate mama, que yo me voy a la escuela, para esta fecha, ella acababa de cumplir los dos años...
    Antonia va feliz a la escuela, apenas termina de almorzar me pregunta, mama, ya nos vamos a la escuela? y tal, creo que el asunto esta en que todos los chicos van un turno de tres horas, entran y salen todos juntos, el grupo esta feliz, las maestras estan bien preparadas, tienen clase de musica cuatro veces por semana y clase de gimnasia dos veces por semana, tengo que reconocer que las primeras dos semanas ueron terribles para mi... no sabia que hacer con esas horas sin ella en casa y lo peor... la siesta de dos horas que se mandaba al llegar.. imaginate cinco horas libres!!!! Pero ella esta muy feliz... ya veremos como encaramos la educacion primaria, porque no me siento preparada para la escuela en casa y como decis vos, todavia falta mucho, pero tambien creo que si en vez de pretender que vaya todo el dia a la escuela, la instruimos en la escuela publica, cuatro horas por dia y complementamos con la educacion en casa no deberia ser tan terrible no? creo que el verdadero problema hoy es que los padres dejan en la escuela toda la responsabilidad de la educacion de los chicos y es el primer gran error, despues el pibe lo sientan frente a la tele o frente a la compu y listo, niños desastre, y asi estamos!!! bueno, besos y segui disfrutando del presente, que nadie te obligue a nada, que vos sabras cuando tu nena este lista para escolarizar!!!! Flor juarez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el sistema que tenemos hoy en día no funciona, no les prepara para la vida, sólo para producir y no plantearse demasiado las cosas.
      Cada niño es un mundo, tiene su ritmo y sus necesidades, eso está claro. Si el día de mañana, hoy por hoy para nada es así, veo que mi hija necesita relacionarse en mayor grado con otros niños nos lo plantearíamos y le daríamos lo que pide.

      Como dices muchos padres dejan toda la responsabilidad en el colegio y se desentienden, y eso no debería ser así. Está claro que los niños pasan muchas horas en el colegio y por tanto tendría que preocuparnos lo que aprenden y lo que se les transmite.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Esto es como todo, depende de cómo te tomes esas preguntas que la gente hace. Al fin y al cabo si tienes claro que la gente sigue una corriente y tú te has apartado de esa corriente, no debería (bajo mi punto de vista) de molestarte tanto que la gente te diga esas cosas. Yo lo sé, sé que con respecto a la lactancia y con muchas otras cosas estoy totalmente fuera de la mayoría de la sociedad, pero no me molesta cuando me preguntan si mi Pequeñín de 15 meses toma pecho, es entonces cuando digo que mi hija de 36 también, con una amplia sonrisa y orgullosa de ello.

    Si después de llevarles a la guarde no les llevo inmediatamente después al colegio sería un sin sentido. Y yo no les he llevado a la guarde ni he matriculado a la niña por seguir la corriente, sino porque lo he decidido así, bajo mis necesidades. Pero yo sé perfectamente que la enseñanza no es obligatoria hasta lo seis años y cierto es, que si encuentro alguna amiguita de mi hija de tres años la pregunto si le han dado plaza en el cole que querían. Sin ganas de ofender a nadie, sino para compartir experiencias y si me dicen que no, que se va a quedar en casa, me parecería absolutamente fantástico y estoy segura que me pondría a escuchar atentamente todo lo que esos padres están planeando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DEbe ser que no me tomo estas cosas muy bien, depende de como me pille y de la insistencia de la gente, pero me pasa en todos los aspectos que tienen que ver con mi hija. Me resulta muy pesado porque no creo que tenga que ir dando explicaciones a nadie de lo que hacemos o dejamos de hacer, y hay quien te las pide, te lo aseguro, lógicamente alguna vez he dejado claro que no tengo por qué dárselas. Y se que muchas veces no lo hacen por ofender, pero a mi personalmente me cansa cuando me lo repiten una y otra vez.

      Entiendo lo que dices, conozco mamás que les gustaría hacerlo de otra forma pero debido al trabajo no pueden, si ya llevan a sus hijos a la guardería no tendría sentido no escolarizarlos después. Y estoy segura de que sabes que no es obligatorio y que lo entenderías perfectamente, pero en "general" no es así, ojalá lo fuera y la gente se diese cuenta de lo que vale para unos no tiene por qué valer para otros.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Carol, como cuando hablaste de las guarderías, ¡me has ahorrado el escribir un post al respecto!
    Amiga, justo ahora me pillas especialmente sensible con este tema, porque las preguntas son cada vez más insistentes, la presión es cada vez mayor y finalmente ha hecho mella en mi.
    Desde las entrañas sé que mi hijo no está aún preparado para ir a la escuela, no sé si lo estará el próximo año o el siguiente, o al otro… y desde luego no creo que la escuela pública a la que (económicamente) podría llevarle sea lo más saludable para su desarrollo.
    No cierro puertas sigo informándome, barajando opciones y sobre todo mirándole a él. Quiero poder elegir con libertad en función de lo que sucede en cada momento. Con lo que cambian los niños ¿cómo puedo saber yo que es lo que necesitará en septiembre del próximo año? ¿he de “sacrificar” 3 años de su infancia (la mitad de su vida, por cierto) para que a los 6 años tenga plaza en un colegio “guay”, para que se vaya acostumbrando y no “se pegue el tortazo” y sea un inadaptado al entrar en primaria; es más, ¿se escolarizará en primaria?
    Aún así, cuando me repiten tantas veces que le estoy sobreprotegiendo, que no va a saber relacionarse, que le voy a hacer un desgraciado (sip con estas palabras) que no sabrá convivir en sociedad… pues a mi me duele mucho! Ya me gustaría como dice Suu ser impermeable a estos comentarios y habitualmente lo consigo, puede que estos días esté más sensible de lo habitual...
    En fin, post como el tuyo me vienen al dedo para volver a contactar con lo que realmente deseo y coger fuerza y no sentirme tan sola.
    Abrazos agradecidos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué pensamos que todos tienen que hacer lo mismo que nosotros, que la mayoría?
      No tendría que haber ninguna presión, y eso comentarios de que no sabrá vivir en sociedad, ¿acaso sabemos vivir ahora en sociedad, con personas cada vez más irrespetuosas y en medio de esta crisis creada por los intereses de unos pocos?
      Te diría que a palabras necias oídos sordos, pero que te voy a contar, es difícil que no nos afecte. Pero nosotras tenemos claro lo que queremos y nos informamos todo lo que podemos.
      Y por supuesto no sabemos lo que nuestros hijos querrán el día de mañana.
      Me alegro de que te haya servido el post, aquí estoy para lo que necesites.

      Abrazos impermeables

      Eliminar
  4. Abril este año no irá ala guarde lo decisimos y cada vez estoy mas contenta, no al menos hasta marzo o hasta que ella lo pida si es asi... Pero el año que viene si irá al cole, ojalá pudiera permitirme un colegio con metodologia más adaptada a mis ideas pero hoy por hoy es imposible. Lo impostante es el respeto, no entiendo el por qué de los tipicos comentarios. Vuestra decision buena será porque es vuestra! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá esos coles proliferen. Me queda la esperanza de que hay coles públicos donde los profesores y los padres se preocupan muchísimo por darles alas y centrarse en el respeto de su ser como persona individual.
      Un besazo

      Eliminar
  5. xo como crees q tu hija estara mejr en casa q en el cole?madre mia.. asi salen luego los niños.. ver xa creer..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos chicos con fracaso escolar, aburridos, maleducados, violentos, y aquí incluyo a los adultos, han salido del sistema educativo tradicional. Así que a ver de dónde salen luego así los niños.
      ¿De verdad piensas que un niño no está bien en su casa? Tampoco yo puedo creerme lo que dices.

      Eliminar
    2. su casa debe ser un infierno....

      Eliminar
  6. Buf! Tocas un tema que me ha traido de cabeza casi desde que nació mi hijo mayor, la escolarización. Nosotros hemos barajado la opción de la educación en casa por muchos motivos, pero al final por muchos otros no es viable y mi mayor va a ir este septiembre al cole. Te mentiría si te dijera que no estoy aterrada, pero este miedo es sólo mío, mi mayor está muy ilusionado con su cole y yo apoyo su alegría. La verdad es que la educación infantil del cole al que va a ir es muy buena, son profes empáticas y realmente se que lo va a pasar bien, mi miedo es el paso siguiente, la primaria y el cargar a los niños de deberes. No se lo que va a pasar, ni como va a terminar, de momento, al cole en septiembre, y ya veremos qué tal vamos, no cierro ninguna puerta, lo importante es que mis hijos sean felices. Creo que la educación no la debe imponer el estado, pero claro también se que hay excepciones en las que los niños estarían en situación de abandono, es un tema sumamente complicado.
    A mi tampoco me gusta que me digan lo del cole como un desahogo para mi, en plan: "verás que al año que viene es una liberación", o los que me sugieren que deje al niño en el comedor porque es mejor (estando yo en casa a escasos pasos del cole), estas personas que me indican que los hijos son una carga son las que no me emocionan especialmente. Por lo demás, vivimos en una sociedad en la que hay cosas normales y sabemos que el salirse de la norma, cuanto menos, genera expectación. Pero como la normalidad se mide según la cantidad de gente que la paractica, espero que dentro de poco sea normal criar a los hijos con respeto y poder educarles como creamos que es mejor para ellos.
    Un beso y perdona si lo que escribo está muy lioso (muchas cosas en la cabeza y poco tiempo para escribirlas).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo, porque nosotros andamos mas o menos en esa situación.
      El ver a tu niño contento e ilusionado sabes que estás haciendo bien. Cuando pase a primaria todo será diferente, pero como he dicho antes todavía queda mucho.
      Siempre y cuando lo niños no estén en desamparo el estado no debería decirnos cómo educar a nuestros hijos, faltaría más.
      Gracias por tu comentario, este tema a mi también me lía mucho por todo lo que me remueve.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Me dedico a la enseñanza en un colegio público de Andalucía, trabajo con peques de 3 a 6 años y amo mi profesión; cada niño es distinto, en su casa Y EN LA ESCUELA. El respeto a los intereses y ritmos de cada uno es indispensable y esencial, como queda recogido en el curriculum.
    Tu decisión es, por supuesto, respetable, pero me gustaría transmitirte un poco de "tranquilidad" sobre la escuela pública, que no es una "fábrica", sino un espacio más en el que se viven experiencias que a veces en la familia no es posible, que está lleno de emociones y en el que, para que funcione, se necesita el compromiso tanto de la familia como del profesorado.
    Y también soy mamá. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tu comentario.
      Si supiese que mi hija se iba a encontrar con una profesora como tú no dudes que me quedaría tranquila, ojalá fuese así en todas las aulas, pero no siempre lo es.
      El sistema es el que es, debería adecuarse al siglo en el que estamos. Otra cosa es que efectivamente haya profesores que se preocupan por ir más allá, por llegar a cada niño y tenerlo en cuenta a cada uno.
      Un saludo!

      Eliminar
  8. Te entiendo perfectamente.. Sara tiene casi la misma edad de Minerva y decidimos meterla al jardín porque encontramos uno que tiene una filosofía más de respeto y porque sentimos que ella quería pasar más tiempo con otros niños que sola en la casa. Igual,para mi sigue siendo un tema complicado... reconozco que me cuesta dejarla...días como hoy, solo quisera quedarme jugando con ella en la casa...ella se queda feliz, disfruta muchos los juegos y todo.. en fin.. estoy de acuerdo con todo lo que dices del sistema educativo y también coinciod en que hay pocas opciones.. alabao tu decisión y sé que es lo mejor para Minerva. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verles felices te hace estar más tranquila, y eso ayuda mucho en la decisión.
      Gracias por el apoyo Zary!
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Carol, me ha gustado mucho tu post y como puedes adivinar lo comparto plenamente.
    Entiendo tu malestar ante los comentarios de la gente y sin ánimo de inquietarte, prepárate porque sabes que irán in crescendo a medida que pase el tiempo... la gente es cansina con este tema y aunque no se haga con mala intención cansa tener que dar tantas explicaciones y muchas veces delante de los hijos, que no creo que sea muy positivo...
    Entiendo que muchas maestras de educación infantil defiendan su trabajo, es lógico, pero los niños que están bien atendidos en sus casas, aprenden mucho mejor las cosas, a su ritmo y sin seguir una disciplina impuesta por las necesidades de los padres. Por otra parte, que no teman, que siempre habrá niños en infantil...
    Es un tema que da mucho de sí, seguiremos conversando.
    Hagas lo que hagas dentro de un año tienes todo mi apoyo y no dejes que te roben este año dando explicaciones, disfrutadlo al máximo!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añado que muchas veces no se trata tan solo de que ellos vayan felices o no, el daño que pueden recibir en su desarrollo es muchas veces silencioso y no se hace natar hasta mucho más tarde...

      Eliminar
    2. No te preocupes, ya me imagino que los comentarios irán en aumento. Lo que no me gusta, como dices, es que sea delante de los hijos, porque hay comentarios y comentarios.
      Pienso como tú, que te voy a decir, si además vosotras ya tenéis experiencia en este tema :)
      El tema del daño silencioso es también a lo que me refería, aunque no lo expresé bien. El niño puede ir feliz, pero lo que le están transmitiendo puede no ser lo correcto, y claro ¿cómo controlamos eso?
      Gracias por tu apoyo y tus palabras María.
      Un besazo

      Eliminar
  10. Muy buena entrada Carol. Tu posición es clara y siempre respetando las demás. Ojalá los que están en otras posiciones respetaran de la misma manera. Muchas veces, como bien dices, es por no saber qué decir pero es que también hay que pensar un poquito lo que se dice caramba. En el terreno de la maternidad son tantas las "coletillas" molestas. Cada niño y sus padres tienen su propio tiempo y no todos servimos para los mismos estandares tan generalizados y preestablecidos.
    Un fuerte abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala Yaneth, ojalá. Vivimos en un país donde se supone que hay libertad para elegir, pero luego resulta que el que se sale de la norma, el que no elige lo mismo que nosotros ya no nos agrada tanto. Tendrían que pensar porque motivo se sienten atacados cuando no se sigue la corriente que ellos han tomado.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Que incómodos y desagradables los comentarios que debes escuchar.
    Tu postura es clara y eso deberán respetarlo.
    Son muchos años de estudio , si se puede esperar, para mí es muchísimo mejor.
    Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ninguna prisa, son niños pequeños que lo único que tienen que hacer es jugar, y así es como irán aprendiendo, es lo que han hecho hasta ahora. ¿Y qué mejor que acompañados de sus seres queridos? Claro que cada niño es un mundo, a algunos les gusta estar rodeados de otros iguales.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. A nosotros aun nos queda un año, y si puedo organizarnos los horarios, no ira al cole, y ya no doy explicaciones al respecto, pq no me comprenden, no comprenden que quiero que mi ijo siga siendo un niño, q no necesita saber tan pronto de horarios, obligaciones, fichas, letras.....q dentro de 5, 8 años sabra leer igual, sabra escribir igual, habra dejado los pañales igual y sera igual q el resto, o tal vez no....porque a el nadie le habra robado parte de su infancia, y sí, mas adelante necesitara otros niños q le rodeen.... y para que estan los parques? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que yo siento también incomprensión, aunque he de reconocer que si que tengo gente que lo entiende aunque no sea la opción que ellos eligen.
      El relacionarse con otros niños puede hacer de forma que no sea impuesta desde fuera, sino siguiendo el ritmo del niño, en el parque, con amigos, etc.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Qué interesante, Carol! Sin duda es un tema que nos preocupa. En nuestro caso no nos sentimos capaces para educar en casa, menos aún ahora que ya trabajo y desearíamos que la Cereza pudiera asistir a un colegio en el que trabajan por proyectos sin llegar a a ser una escuela libre, que cierto es que suponen un importante coste. Ánimo con vuestra decisión sea la que sea y gracias por compartir tus impresiones!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son decisiones difícil en cuanto atañe a nuestros hijos, pero también a cómo está organizada nuestra vida.
      Espero que también vosotros consigáis lo que os sea más acorde como familia.
      Gracias Colo!
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Pues yo oigo todos los días:
    va a la guarde'
    pues no, no va a la guarde, se queda con su madre y cuando su madre trabaja la cuida la abuela o la padrina.
    Lo que no sabía es que se podía elegir si llevar o no llevra atu hijo al cole cumplidos los 3 años, que por cierto, la mia estará recién cumplidita también...
    No creo que le vaya mal el cole, es más creo que le va a encantar, adora los niños, adora aprender constantemente, adora que le esnseñen...y que le expliquen todo, no sé,quizás me equivoco, pero esa es la sensación que hoy tengo, ya te diré cuando vaya al cole el próximo año;)

    No obstante, tengo que decir que pienso totalmente igual que tu, que la enseñanza tendría que adecuarse a cada niño, algo que hoy día parece un tanto complicado...y más si siguen recortando.

    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo no es obligatorio matricularlos con tres añitos sino que tampoco está regulado por ley que el hecho de que haya familias que decidan enseñarles en casa.
      El que sea tan claro su deseo de relacionarse con otros niños es un punto a tener en cuenta, pero hay otras formas. De todas maneras por supuesto hay niños a los que les gusta ir al colegio y todo va bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Muy buenas!

    No puedo estar más de acuerdo. Te leo casi desde mis inicios como bloguera, aunque nunca había comentado.

    Yo, que acabo de "escolarizar" a mi bebé con siete meses, y que no puedo estar más en contra, a pesar de pensar y pensar en otras alternativas, no me ha quedado otra. La gente no para de repetirme lo bien que les viene a los niños relacionarse, aprender, estar con más niños...

    Llevo a mi hija a una escuela infantil que considero respetuosa con los ritmos y con cada bebé, y puedo decir que aún así, se les inculcan las rutinas y la rectitud en horarios y normas. Una pena...

    En fin, supongo que la gente dice las cosas de buena fé, pero yo opino exactamente igual que tú. Reafirmo cada palabra que he leído y te doy la enhorabuena por estar con tu nena todo el tiempo que puedas y más.

    Eso es lo que nos va a quedar al final... Suena un poco drástico pero así lo siento.

    Aunque en esta sociedad se nos venda lo contrario, porque el más feliz va a ser el que más carreras tenga y más idiomas sepa...

    En fin... Mi enhorabuena por tu artículo y por tu blog en general. Me quedo por aquí, aunque ya te leía siempre.

    Un abrazo enorme,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El más feliz será aquel que se dedique a hacer lo que le guste, no que el haya estudiado por estudiar ni tenga tres carreras. Esta sociedad todavía no se da cuenta de que la titulitis ya no lleva a ningún lado.
      Debe ser duro hacer algo, por no tener más remedio, en contra de tus ideas. Mucho ánimo! Estoy segura de que teniendo una madre como tú todo será compensado.
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Yo nunca me sentí preparada para educar en casa,admiro al que toma esa decisión. Mis hijos sí que empezaron el cole a los tres añitos, a A. le costó un poquito, y G me decía adiós como si nada... siempre les ha encantado el cole y la verdad es que nunca me planteé esperar a los seis años, y si te soy sincera no me arrepiento. Cada niño es diferente y a los míos les ha gusto y les ha venido genial. Besotes Carol!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que debamos arrepentirnos de las decisiones que tomamos si estamos seguros de lo que hacemos.
      Por supuesto cada niño es un mundo, y cada familia lo enfoca de la manera que cree más conveniente.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Me ha gustado mucho cómo has planteado este tema. Yo sí voy a escolarizar a mis hijos, pero soy consciente de los fallos de esta educación y hay muchas cosas que no me gustan. Tengo mis razones para no embarcarme en la educación en casa, o incluso para no escolarizar a mis peques más tarde de los 3 añitos, pero no me gusta que tenga que ser así. Me encantaría que hubiera más flexibilidad, una atención más personalizada y sobretodo respeto y recursos para que otras opciones fueran más viables y socialmente aceptadas.

    Mi madre es educadora infantil (de 0 a 3 años) y defiende que los niños de esa edad donde mejor están es en casa, y que las escuelas infantiles son fundamentalmente para los padres que tienen que trabajar y no pueden ocuparse de sus hijos. Pero hoy en día parece que ocuparte tú misma de tus hijos pequeños es perjudicial para ellos y para ti. Yo no trabajo ahora, me ocupo de mi peque de 20 meses, y cuando nazca su hermanito en enero seguiré en casa con los dos. Cada vez que cuento esto me encuentro con miradas de "estás loca". Digo yo que si decido tener más de un hijo no será tan raro que me ocupe yo de ellos, no? Que soy su madre!

    Me parece muy interesante tu blog, lo sigo desde hace unas semanas. Te invito a pasarte por el mío, que está recién estrenado. Un saludo!

    http://teclas-de-celesta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hubiese más flexibilidad quizás nos lo plantearíamos de otra manera, pero cuando escolarizas a un niño entras en el sistema y tu hijo debe ir las horas que ellos estipulan, aunque la enseñanza no sea obligatoria hasta los seis.

      Me gusta oir esos comentarios de profesoras de infantil.

      A mi al principio me preguntaban cada vez que me veían si no buscaba trabajo, hasta que se cansaron. Ahora con mi tienda online ya dan por hecho que hago algo productivo, como si antes me estuviese tocando las narices.

      Gracias!

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Hola guapa! Te he dejado un premio en mi blog:
    http://tresamoresyunmillondeaficiones.blogspot.com.es/2012/07/premio-yo-amo-portear.html
    Perdona que te lo de tan tarde, pero pensaba que ya te lo había dado (qué cabeza más mala tengo).
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es un premio precioso.

      Eliminar