domingo, 20 de octubre de 2013

Qué hacer cuando el bebé llora al ponerlo en el portabebé


No son pocas las veces que me he encontrado con comentarios de familias que afirman que a sus bebés o niños no les gusta ir en portabebé. Lo intentaron pero fue en vano, el pequeño se ponía a llorar y no había manera. Un bebé necesita estar en brazos, disfruta del contacto, es inherente a nuestra biología, por tanto habría que ver qué sucede en esos casos en los que creemos que a los pequeños no les gusta ir en portabebé.

Un bebé al que le gustar estar en brazos disfruta igualmente al ir en portabebé. No se trata de que obligatoriamente tengamos que llevar a los niños en portabebé; sino que estos nos hacen la vida más fácil, reducen la sensación de peso al cargar al pequeño y por tanto vamos más cómodos llevando al bebé/niño en el portabebé, no tenemos sensación de cansancio (a no ser que hayamos porteado durante horas, como sucedería igualmente cuando caminamos nosotros solos durante mucho tiempo). Los beneficios del porteo utilizando un portabebé ergonómicos son muchos.

Un bebé porteado desde el nacimiento está acostumbrado al portabebé, como si este fuese un continuum del útero materno que le contiene. Cuando comenzamos a portearlos cuando ya tienen unos meses quizás puedan ver el portabebé como algo extraño. Sea como sea cuando a nuestros bebes/niños parece no gustarles ir portabebé, estas son mis recomendaciones:


- Asegurarnos de que el portabebé que vamos a utilizar es ergonómico y respeta la postura fisiológica del bebé, espalda curvada en C y rodillas más altas que el culo. Asegurarnos también que el portabebé se adapta a nuestras necesidades y a las de nuestro pequeño. Si tenéis dudas para elegir un portabebé ya sabéis que os puedo asesorar.



- Contarles siempre lo que vamos a hacer, sobre todo si es la primera vez. Esto es extensible al resto que cosas que hacemos diariamente, como vestirlos, cambiarlos de pañal, contarles dónde vamos a ir, etc.

- Practicar antes con un muñeco, sobre todo si no tenemos todavía mucha práctica,  para que el bebé no se canse y nosotros nos sintamos más seguros.

- Procurar estar relajados, porque si estamos nerviosos se lo vamos a trasmitir al bebé.

- Si el bebé/niño llora o se queja, lo podemos intentar en otro momento o simplemente podemos hablarle dulcemente, cantarle y/o mecerle en nuestros brazos mientras nos vamos colocando el portabebé. De esa forma comprobará que el portabebé es algo con que lo que ambos vamos a disfrutar.

- Realizar tareas cotidianas en movimiento, sea en casa o en la calle (siguiendo el punto anterior). A veces lo único que quieren es que nos movamos para sentirse balanceados, como ocurría durante los nueve meses que pasaron en el útero materno; cuando en los primeros meses de mi hija salíamos a pasear, si me quedaba parada comenzaba a quejarse y terminaba llorando si no comenzaba a andar de nuevo o a balancearme.

- Asegurarnos de que todas sus necesidades están cubiertas. Que no tenga hambre, el pañal sucio, calor por exceso de ropa, o una etiqueta que le moleste.

- Asegurarnos de que el portabebé no le moleste o se le clave en algún punto. Revisar que hemos colocado bien el portabebé.

- Observar que no quiera estar tapado cuando va despierto, aunque sea muy pequeño. Podemos dejarle la tela hasta el cuello y, si vemos que la cabeza se le va, se la podemos sujetar suavemente con nuestra mano.

- Tener en cuenta si el bebé es muy curioso y quiere ver lo que sucede a su alrededor. Esto puede suceder, o no, a partir de los cuatro meses. Si es el caso podemos portear al bebé a la cadera o a la espalda. Nunca debemos colocar al bebe de cara al mundo, ya que además de sobreestimularle lo que hacemos es no respetar su postura fisiológica.

- Descartar un problema postural no detectado que cause dolor al bebé. Habría que observar qué posición suele adoptar el bebé en el día a día y si hay alguna que le incomode.

- Tener en cuenta que si es un bebé o niño de altas necesidades lo que le puede molestar es ir demasiado sujeto, por lo que sería recomendable probar con un portabebé ligero que apenas le tape el cuerpo, lo que sería un “ayuda brazos”, teniendo en cuenta que estos portabebés se recomiendan cuando el bebé ya se sienta solo.


Si a pesar de conocer los beneficios del porteo todavía tienes dudas a la hora de llevar a tu hijo en brazos, aquí te dejo algunos motivos por los que llevar a tu bebé aupa.


¿Es vuestro caso, nunca habéis logrado portear porque vuestro hijo lloraba en el portabebé? ¿Os ha pasado alguna vez que vuestro pequeño llore al subirlo en el portabebé?


Si tienes alguna duda puedes escribirme a info@soniandoduendes.com. Si lo que necesitas es una asesoría, ya sea online o a domicilio puedes ponerte en contacto conmigo en el ese mismo mail.

Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín, para que puedas estar al tanto de mis artículos, y también de mis talleres, sorteos, novedades y ofertas. Si buscas un portabebé lo puedes encontrar en la tienda.

12 comentarios:

  1. Después de estar un tiempo ahorrando y con mucha ilusión, compré la Manduca para mi hija de 1,5 años. Cuál fue mi sorpresa al ver que no le gustaba. No la he porteado de continuo desde que era pequeña. Algunas veces la había llevado en el Baby Björn e iba bien y, como sé que no es ergonómica, me decidí a cambiarla. Casi siempre va en brazos, pero sin portabebés. No pesa mucho, pero me gustaría portearla con algún portabebés, porque cada vez pesa más. Por suerte, una amiga me compró la Manduca. Ahora me van a dejar un par de mochilas más para probar, aunque no tengo muchas esperanzas. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me queda claro si la manduca la comprastéis vosotros u os la regalaron, pero lo importante es que sea como sea parece que no le gusta.

      ¿Habéis probado y comprobado todos los puntos que comento en el post? Si no ha sido porteada desde el principio con esta edad puede resultarle extraño Contadle lo que vais a hacer, que vais a estar muy a gusto, podéis cantar, jugar y moveros mientras le colocáis el portabebé. Sino quizás podéis probar con un portabebé ligero, tipo tonga, ya que es un ayuda brazos y la peque no irá tan sujeta.

      Espero que me cuentes qué tal.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, de eso se trata, para poder dar una solución a estos casos.

      Un besazo

      Eliminar
  3. A mí sólo me ha llorado un bebé y porque no era el mío y ha sido este finde.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese sería otro punto, si el bebé no es tu hijo y echa de menos a su madre :)

      Me ha encantado veros.

      Un besazo

      Eliminar
  4. hola, desde las tres semanas de vida he usado portabebe. Empecé con fular, luego con meitai y ahora que mi bebé tiene 5 meses y medio y pesa 8 kilos me compré una mochila ergonómica que me ha ayudado mucho. A mi bebé nunca le ha gustado el coche ni la sillita de auto, así como tampoco jugar por mucho tiempo en su gimnasio y hamaquita. Solo quiere brazos todo el día y meciéndolo claro, porque si me siento llora. A mí no me gusta que llore, así que upa todo el día, lo hago con gusto porque sé que lo necesita. El tema es que siempre llora cuando lo pongo en el portabebé. Pienso que es porque no le gusta que su cara quede cerca de mi pecho, eso lo pone muy nervioso. Por suerte al salir a la calle pasan todas las penas y disfruta mucho sus paseos, y ahora como la mochila se pone más rápido, llora menos tiempo. Ahora lo que me preocupa es que va a llegar el invierno y nuestras salidas serán más espaciadas, y no lo puedo pasear en la mochila por la casa, porque llora mucho. Se me ocurre que ponerlo a la espalda puede servirnos. ¿Qué opinas? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu bebé tiene claro lo que le gusta y lo que necesita, y además tiene una madre estupenda que sabe dárselo y estar atenta a sus necesidades.

      Los bebés no sólo tienen necesidad de contacto sino también de movimiento, necesario igualmente para su desarrollo. Por eso cuando nos paramos incluso por la calle a saludar a alguien se quejan.

      Me gustaría preguntarte por qué en invierno supone un problema para vuestros paseos. Es decir, ambos abrigados, además que os dais calor mutuamente, es perfectamente posible y recomendable. Entiendo que haya días muy desapacibles o especialmente fríos en los que no apetezca salir, pero podemos disfrutar como te digo igualmente de salir de casa.

      Por supuesto te animo que que lo llevéis a la espalda, y lo que te invitaría también es a llevar lo a la cadera, ya que además de tener contacto visual contigo puede igualmente ver lo que sucede a su alrededor. ¿Siempre lloró al ponerlo en el portabebé?

      Por otro lado el hecho de que no le guste ir en el coche en la sillita suele sucederle a algunos niños, con la edad suele mejorar. Siempre podemos intentar cantarles, sentarnos a su lado si es un tercero el que conduce, etc.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Gracias por la información. Yo tengo un bebé de 2 meses y medio. A las tres semanas empezó a ponerse algo nervioso por las tardes y nos recomendaron en un grupo de lactancia el porteo de nuestro bebé. Nos pareció muy buena idea y nos compramos la mochila emeibaby que está recomienda a partir del nacimiento. Nos la pusimos pocos días porque veíamos que el niño sudaba mucho y vivimos en una zona muy calurosa. El niño a veces lloraba al principio pero después se quedaba super dormido y agusto. El caso es que en la revisión de los dos meses nos vio el pediatra los pliegues de la cadera asimétricos y estamos esperando a que le hagan una ecografía para ver si pudiera tener displacia. Hemos intentado volver a la mochila y ahora el niño se poner a llorar muy fuerte y pegar cabezazos en mi pecho. Yo pienso que al niño le cuesta abrir tanto las piernas, el siempre las pone muy cerraditas cuando lo cogemos sin mochila y para la mochila le veo la postura un poco forzada. Que me recomiendas? Nos gustaría poder usarla para evitar las correas si fuera necesario, además teníamos previsto volver a usarla cuando pasara el calor, pero visto lo visto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Lo idea en este caso sería poder veros y poder ver al bebé como se coloca y cómo reacciona.

      Hay bebés, y más tan pequeños, que no abren mucho las piernas, y por tanto hay que respetar esa postura. Lo ideal en vuestro caso, dado la posible dixplasia, sería portearle con bandolera de tal manera que no le obligamos a abrir las piernas respetando su postura. Lo colocaría sobre tu ombligo y tal cual la postura que adopte te pondrías la bandolera.

      Luego a parte hay que ver si al pequeño lo que le sucede es que no sabe qué está pasando, de ahí el contarle lo que vais a hacer, pedirle permiso, bailotear con el mientras estás colocando el portabebé y ahora que hace calor dejarle simplemente en pañal dentro del portabebé.

      Con esto no quiero decir que no podáis usar la Emei, sino que en vuestro caso, quizás sería mejor dejarla para más adelante.

      Un saludo.

      Eliminar