miércoles, 30 de noviembre de 2016

Calendario montessori waldorf: manualidad

Aprovechando que estamos en la recta final del año quiero compartir contigo la manualidad que hemos hecho estos días. Un calendario anual tipo montessori waldorf. Un calendario que nos valdrá todos los años, donde tenemos los días de la semana, los meses, las estaciones, la noción cíclica del tiempo…




Llevaba tiempo dándole vueltas al hecho de hacer con mi hija un calendario donde encontrar todo lo que te he comentado antes y mucho más. Así buscando encontré esos preciosos calendarios montessori waldorf hechos artesanalmente de madera, preciosos, pero también muy caros. Ojo, que no digo que no lo valgan. Pero queríamos hacer algo sencillo en casa que pudiésemos utilizar todos los años.

Decidimos hacerlo en papel, mucho más sencillo y barato. Y queda igualmente bonito. Además necesitábamos algo que pudiésemos colgar en la pared, ya que nuestra casa es pequeña y no disponemos de un lugar donde colocar de forma accesible un calendario en plano.


Allá vamos. Qué materiales hemos utilizado:




- Dos cartulinas grandes blancas.
- Compás.
- Regla de al menos 40 cm.
- Lapicero.
- Transportador.
- Rotulador negro de punta fina.
- Rotulador negro de punta gruesa.
- Láminas de imán.
- Doce colores, en cuatro gamas, azules, verdes, amarillos y rojos.
- Al menos 7 pinzas pequeñas.
- Pegatinas o dibujos no muy grandes, que representen cada mes o estación.
- Pegamento o celo de doble cara.
- Plastificadora y/o forro adhesivo.
  


Cómo lo hemos hecho:


1. Lo primero que hacemos es un boceto de lo que va a ser nuestro calendario. Algo que nuestros hijos pueden aprender también. Y una forma de jugar en sucio para luego ir sobre seguro. Aun así lo hacemos todo a lápiz.




2. Para comenzar ya con el definitivo, en una de las cartulinas, hacemos con el compás un círculo de 40 cm. de diámetro. A continuación hacemos tres círculos más pequeños, dejando 1 cm. entre cada uno. Es decir, uno de 40 cm. de diámetro, otro de 38 cm., otro de 36 cm. y otro de 34 cm. Así nos quedan tres aros, mas la parte central.


3. Luego dividimos el círculo en doce partes, que son los doce meses del año. Para ellos utilizamos un transportador, dividiendo 360 entre 12, para que salga exacto.


4. A continuación dividimos cada mes en 30 partes, que son los días del mes. Esto lo hacemos en el primer aro (el más externo). Lo hacemos a ojo. Primero en tres partes y luego en diez cada una.




5. Pasamos a dividir el tercer aro en cuatro partes, lo que son las estaciones del año. De esta forma borramos las líneas que haga falta, ya que estaba divido en doce partes. Tenemos en cuenta que las estaciones empiezan a finales de mes.


6. Coloremos cada mes de su color, 12 colores diferentes. Y las estaciones en cuatro colores.

                                 Invierno: Azules
                                 Primavera: Verdes
                                 Verano: Amarillos-naranjas
                                 Otoño: Marrones-lilas
           

7. Repasamos todas las líneas con rotulador de punta gruesa. Excepto las líneas que dividen los días del mes, que lo hacemos con rotulador de punta final. Los días los escribimos igualmente con rotulador de punta fina. Y los meses y estaciones los escribimos con rotulador de punta gruesa.

Al tener sólo 30 huecos para los días en cada mes, cuando el mes tiene 31 días lo ponemos junto al día 30. Es decir 30 / 31.


8. Recortamos el círculo y lo plastificamos con forro adhesivo, ya que es demasiado grande para la plastificadora.


9. Plastificamos también con forro adhesivo un rectángulo de la otra cartulina. En nuestro caso lo hemos hecho de 44 cm. por 50 cm. Y pegamos el círculo en este rectángulo con celo de doble cara (se puede hacer con pegamento). Recuerda dejar tres centímetros alrededor del círculo sin pegar para luego poder poner las pinzas en el borde del círculo sin problema.




10.  A continuación por la parte de atrás del rectángulo pegamos el imán con celo de doble clara (se puede hacer con pegamento). Ponemos una parte del imán que quede a la altura de la zona central del círculo y otra parte en la zona de abajo del rectángulo para dejar ahí pegadas las imágenes que todavía no hemos puesto en su mes correspondiente.


11. Para los días de la semana escribimos los nombres en siete pinzas pequeñas. Nosotras las encontramos con corazones, lo que nos ha hecho más fácil identificarlas.  Luego encontramos otras pinzas más pequeñas que nos sirven para marcar fechas señaladas. Por ejemplo el cumpleaños de mi hija mayor. De esta forma va siendo consciente del tiempo que le queda hasta que llegue ese día.


12. Ya sólo queda buscar imágenes que representen cada mes. Las imprimimos, recortamos, plastificamos y pegamos imán en la parte trasera. Por ahora tenemos 13 imágenes, una para cada mes mas una imagen de cumpleaños para ir poniendo en el mes que tengamos alguno. Con el tiempo podemos ampliar estas imágenes, por ejemplo con verduras o frutas de temporada.




13. Por último hacemos dos agujeros en sendos extremos de la parte de arriba del rectángulo, atamos un cordel de cada uno y colgamos nuestro calendario.



Ahora ya sólo queda disfrutar del calendario


Cada mañana mi hija cambia la fecha. Busca la pinza que corresponda al día en el que estamos de la semana y lo pone en el día que corresponde del mes. Si cambiamos de mes pone la imagen correspondiente a ese mes. Y luego ella misma va poniendo pinzas más pequeñitas en las fechas señaladas que le interesan, como su cumpleaños, navidades, carnavales, etc., y así va siendo consciente de los días que quedan hasta que lleguen esas fechas y del concepto cíclico del tiempo.



Si la información te ha resultado útil te invito a seguirme en facebook y a darte de alta en el boletín.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada